martes, junio 20, 2006

Adele Bloch Bauer I



A la fecha de publicación de este mensaje, he aquí el cuado más caro de la historia (adquirido por una marca de cosméticos). El arte no tiene precio, pero los 107,4 millones de euros no dejan indiferente a nadie. Me asaltan dos preguntas:
¿Qué pensarían Adele y Klimt de haberlo sospechado? ¿Cuánto se habrá llevado la SGAA, la útlima "A" por austríaca y la primera quizás por "atracadores"?

2 comentarios:

awifredo dijo...

Y me pregunto yo si en Austri tendrán también un soplapollas tipo Ramoncín. Igual allí se llama "El rey del Bretzel frito"...

DByN dijo...

Obviamente, en este caso parece ser que la justicia austriaca se equivocó al devolver el cuadro a los herederos. Solo querían escpecular con él. Al menos, debieran haber impedido la salida del país